FANTASÍA Y PETER PANES

Siempre me ha gustado cantar, de pequeña cantaba de todo. La música ha estado siempre muy presente en casa desde mi infancia. Mi padre nos cantaba un trocito de una canción y nosotras teníamos que adivinar la canción que era o quien la cantaba. Con los años descubrí que me gustaba cantar y bailar. Supongo que como todas las niñas de mi edad. Recuerdo aquel radiocasette infantil que teníamos donde poníamos viejos cassettes de PARCHÍS, TERESA RABAL y canciones para niños que mi padre compraba.


No quiero ser una cantante reconocida, famosa mundialmente, a mi me gustaría cantar canciones de las películas de DISNEY. No es una tontería, es uno de mis sueños. Ponerle la voz a un personaje de dibujos animados, al más puro estilo DORY de BUSCANDO A NEMO, cosas solo al alcance de gente poseedora de buena voz o de actrices famosas. Tal vez lo fácil seria apuntarme a un casting de esos en los que buscan voces para cantar, actrices de musicales o cosas de ese estilo. Pero es una tarea complicada, no por mi falta de ganas y actitud, al contrario, sino por que hay mucha gente y las posibilidades se reducen. Si lo consiguiera, seria muy feliz, no lo haría por fama, es cuestión de dedicarme a algo que de pequeña siempre he soñado.

Tener la oportunidad de encerrarte en un estudio, con el guión y la letra de la canción de la película y a doblar se ha dicho. Le pondría toda esa FANTASÍA e ILUSIÓN que le ponen los niños pequeños cuando ven la película. Toda esa expresividad y emoción que le pone mi CLAUDIA cuando escucha o ve algo que le gusta. No soy un bebé, ni una niña pequeña, pero esas sensaciones también las tengo y las mostraría en ese momento. Me encantaría ser un personaje DISNEY, mi PETER PAN sigue negandose a crecer y se ha instalado en mi corazón hace mucho tiempo, ya no me interesa echarle de allí... y que se quede muchos años más.


Comentarios