CLAUDIA POR SORPRESA

" Mi niña no tiene cuna, no tiene cuna. Su padre carpintero le va a hacer una." Así empieza la nana que le canto a mi hija para dormirla. Mi embarazo y mi nueva vida como madre, serán los temas de este post. A finales de enero nació mi segundo sobrino. Sosteniendolo en brazos, no imaginaba que dentro de mi se estaba gestando una vida. Podría decirse que mi embarazo fue por sorpresa. Me enteré de casualidad, una gripe de esas largas y angustiosas que me suelen dar en Invierno, fue la que abrió el camino.

Esa típica gripe invernal suele durarme alrededor de una semana, pero aquella era muy rara, era como si no terminase de recuperarme. Un lunes que tenia hora con la ginecóloga, precisamente, que casualidad, empecé a encontrarme especialmente mal, aquella maldita y eterna gripe había llegado ahora al estomago. Con vomitos y nauseas asociados piensas que realmente se trate de una gripe estomacal. No pude acudir a mi cita con el ginecólogo y en urgencias tampoco supieron aclararme el motivo de ese repunte vírico. Aunque algo dijo la medico de guardia que me alerto, que no podía hacerme ninguna prueba ni nada sin descartar que estuviera embarazada. Esa misma tarde salí de dudas, después de hacerme la clásica prueba del test de embarazo. Positivo, lo estaba.Creía firmemente que iba a salir negativo, como otras tantas veces... pero no, fue positivo.

Comunicar a tus seres queridos mas cercanos esa noticia no es fácil. Sabes que se alegraran pero aun así es una tarea cuidadosa. Me estaba haciendo el test en casa de mi madre, con mis padres y mi pareja en el comedor, aguardando la conclusión. Ahora tenia que salir allí y decir que esta vez el test había salido que si. Como se pondría mi pareja? Lo solté sin más, entré allí en la sala y dije:

- Aquí pone que estoy embarazada. Las reacciones diferentes no se hicieron esperar. Mi madre en silencio como si nada. Mi padre negando la noticia excusándose en la escasa fiabilidad, según el, de esos aparatos. Y mi novio se quedó consternado, paralizado... el momento de ser padre para él había llegado, con todos los temores y preocupaciones que significaban, según su opinión.

Quise contárselo al instante a todo el mundo pero después me tranquilize y sentí que debía cuidarme mas que nunca y solo informe a mis familiares más cercanos. Mi hermana aun convaleciente por el nacimiento de su segundo hijo se ilusionó un montón al saberlo. Empezaba una nueva vida, mi vida de madre.

Por las ganas que me daban de besar y la alegria de la noticia, cierro el post con este video.


Comentarios